Informe OCED sobre el política y economía del libro electrónico

Publicado en Mayo 29, 2013 por julio

Gosling, L., C. Hemmerlein, et al. (2012). [e-Book]  E-books: Developments and Policy Considerations, OECD Publishing.

Descargar

Este informe proporciona antecedentes sobre los mercados de libros electrónicos y examina diversas cuestiones de política relacionadas con los libros electrónicos. Esto incluye la existencia de diferentes tipos impositivos en los países entre los libros físicos y libros electrónicos de consumo, el lock-in de plataformas específicas, limitaciones sobre cómo los usuarios pueden leer y compartir el contenido comprado, y la falta de transparencia acerca de cómo se están utilizando los datos sobre sus hábitos de lectura.

El informe fue presentado al Grupo de Trabajo sobre Economía de la Información (WPIE) en diciembre de 2011 y fue desclasificado por el Comité de Información, Informática y Comunicación Política (CIPC), en marzo de 2012.  El informe fue preparado por Louisa Gosling (Making Sense Ltd.) con la colaboración de Christopher Hemmerlein y Taylor Reynolds de la Dirección de la OCDE para la Ciencia, la Tecnología y Industria.

Los libros son uno de los fundamentos de la sociedad humana. Su proliferación en todo el mundo marcó el inicio de la comunicación de masas y la extensión de la educación. Aunque los avances tecnológicos han continuado, los procesos de impresión y encuadernado han permanecido esencialmente casi invariables desde la antigüedad. El libro ha sido objeto de una transformación masiva en un proceso que comenzó en la década de 1970, pero especialmente ha sido en estos últimos años cuando ha sido más evidente. Junto con el formato papel surgió algo completamente diferente: el libro electrónico o “e-book”. El e-book es un libro  en  formato digital para su visualización en una pantalla de ordenador o dispositivo portátil. Los libros electrónicos ofrecen varias ventajas sobre sus predecesores impresos y hay muchas razones por las que los responsables políticos deberían tener en cuenta las cuestiones de política que podrían frenar su adopción desde un punto de vista económico y social.

Los libros electrónicos se pueden comprar, descargar y leer inmediatamente sin tener que acudir a una librería o biblioteca. Miles de libros electrónicos pueden almacenarse en  un lector electrónico más pequeño y más ligero que un libro de tapa dura tradicional. Las obras que no están limitadas por derechos de autor se pueden descargar de forma gratuita. La producción de libros electrónicos no requiere papel o tinta, y su distribución requiere una infraestructura mínima. Los libros electrónicos a menudo se pueden almacenar en un ordenador o la nube, por lo que esencialmente es inmune a la pérdida, robo o daños. Muchos lectores  modernos permiten integrar imágenes en movimiento, agrandar el texto, cambiar fuentes, o utilizar la conversión de texto a voz en  beneficio de las personas con discapacidad visual, personas mayores o disléxicos.

Editoriales independientes y sistemas de autopublicación de libros electrónicos ofrece al público la obra de escritores que no han atraído la atención de un agente literario o editorial. Esto puede reducir significativamente la barrera para que los nuevos escritores puedan promover y vender su trabajo a nivel mundial.

Sin embargo, esta nueva tecnología no está exenta de inconvenientes. Aunque los gustos y las experiencias varían mucho, algunos dicen que los libros electrónicos no poseen el atractivo físico de la cubierta, el papel de una obra impresa. Libros con imágenes de gran tamaño o diagramas no son tan visualmente sorprendentes y cómodos de ver. Los dispositivos lectores de libros electrónicos requieren diversas sustancias tóxicas que producen y son no biodegradables. Aunque los libros electrónicos son tan baratos o más baratos que los libros impresos, si bien los dispositivos lectores son caros a pesar de que están bajando de precio. Los libros electrónicos se pueden leer en otros dispositivos como las ordenadores y teléfonos inteligentes, pero los lectores electrónicos sigue siendo el dispositivo de lectura más popular para los libros electrónicos. Formatos de libros electrónicos y tipos de archivos todavía están evolucionando, por lo que la evolución de la tecnología pueden hacer compras actuales obsoletas y ilegibles, un reto que el libro impreso nunca ha planteado.

Tags: , , , ,
Escrito en: Libros

Escribe un comentario

Descripción

La biblioteca de la Facultad de Traducción y Documentación, por su pertenencia a la estructura bibliotecaria de la Universidad de Salamanca y el carácter que le imprime su personal es un "lugar" abierto al universo; que en el mundo real se ubica en:
C/ Francisco Vitoria 6-16 C.P. 37008
Salamanca (España)
Tfno: +34 923 29 45 80
Fax: +34 923 29 45 82
Centralita: +34 923 29 45 00 ext.:3150

Categorías

Recursos

Calendario

Octubre 2014
L M X J V S D
« Sep    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Etiquetas

Acceso abierto Alfabetización informacional Aplicaciones Apps Aprendizaje Biblioteca 2.0 Bibliotecarios Bibliotecas Bibliotecas digitales Bibliotecas escolares Bibliotecas Públicas Bibliotecas universitarias Comercio editorial Derechos de autor Documentación E-books España Estudio de usuarios Evaluación Gestores de referencias Industria editorial Internet Investigación Ipad Lectura lectura digital Lectura social Libros Libros electrónicos Literatura Monográficos Movilidad PreTextos Préstamo de libros electrónicos Préstamo digital Radio Redes sociales Repositorios Software libre Tabletas Tecnologías de la Información Traducción Tutoriales Vídeos Web 2.0

Enlaces

Recursos sobre Documentación

Archivos

Meta